Quieres regresar a tu trabajo y olvidar esta historia sumergiéndote enteramente en tus costumbres y hábitos, con las facturas que pagar, él alquiler, el dinero que nunca es suficiente, la precariedad, la falta de satisfacción, el el remordimiento por no haber hecho algo para cambiar este mundo y el arrepentimiento por no haber elegido una vida mejor, o prefieres divertirte a armar líos en Captaloona conmigo?

Claudio Fiorentini, Captaloona, 2012

Captaloona es el título de una novela de Claudio Fiorentini. Hoy se convierte en un concepto que vive en el corazón de Madrid, un espacio expositivo con laboratorio en el trastienda y con la presencia permanente de su creador y propietario Claudio Fiorentini.
Un centro de agregación equipado con sistema audio, micrófonos, piano eléctrico, guitarra, iluminación orientable, que puede ser un show room de las excelencias emergentes y trait d’union entre culturas (con énfasis particular sobre las culturas italiana y española), y puede ser utilizado también simplemente como lugar de encuentro.
Captaloona es un catalizador sentimental de dinámicas y de fermentos culturales vivos, un apoyo para el pensamiento que se mueve, un gimnasio de ideas, en donde es posible armar líos. Una operación tanto inútil cuanto indispensable: inútil porqué no sirve para otra cosa que para jugar con el pensamiento y con la creatividad, indispensable porqué sirve precisamente para eso.

exposición en captaloona
CAPTALOONA - MADRID

Calle de Andres Mellado 55, Madrid

Flight of Khaos

Algunas de las obras de Claudio Fiorentini tomaron el vuelo hacia Turín donde estarán en exposición permanente durante unos meses. Aquí en Madrid será posible verlas hasta el 30 de mayo. 

Del 12 al 30 de mayo 2022.

INFO: +34669616220

Horarios: L-V 10:00/13:00 – 16:00/19:30, S 10:00-13:00

ARTISTAS

Captaloona Art Madrid presenta a sus artistas.
Puedes conoscerlos en la página Galería a ellos dedicada.

NEWSLETTER

Queremos ponerlos al día sobre nuestros proyectos, nuestras actividades y los eventos programados, eso sin molestarlos demasiado: el spam no es parte de nuestras costumbres.